Lo que odio de las presentaciones es tratar de no ser arrogante, sin olvidar mis méritos. Y bueno nunca sé por dónde empezar. Como ya lo intuirán mi nombre es Guido Ríos me he dedicado por bastantes tiempo al desarrollo de proyectos, inclusive antes de formalizar mis conocimientos como ingeniero.

Durante mí corto paso por esta existencia logré emprender diversos proyectos tecnológicos en los más variados ámbitos y en todos ellos aprendí más de una lección, no siempre relacionado con el marco de su implementación.

Me he dedicado a la empresa privada la mayor parte de mí vida profesional íntimamente ligado a las Tecnologías de la información. Mis deseos de transmitir tanto mí experiencia como mis conocimientos me llevaron a ejercer como docente en la escuela de ingeniería de la Universidad de las Américas. Actividad que con mucho placer aún desarrollo.

Muchos de mis amigos se ríen cuando me califico del eterno estudiante, pero considero que el estudio permanente es la única manera de poder transmitir conocimiento y experiencia.

Soy un firme convencido de que la tecnología tiene que estar al servicio del hombre, para desarrollar las capacidades de este, y a su vez transformarlo en algo mejor de lo que es.